12 mil familias de 8 municipios de Quiché consolidan potencial de exportación

WhatsApp Image 2017-06-29 at 11.01.02 AM

 

  • El Proyecto de Cadenas de Valor Rurales (RVCP, por sus siglas en inglés) de USAID/AGEXPORT, ha trabajado por cinco años en el Altiplano Occidental de Guatemala, de esa cuenta en el caso de Quiché se ha apoyado a 12 mil familias que conforman 131 Mipymes rurales quienes aumentaron en un 30% sus  ventas, mejorando sus ingresos y, a la vez generaron nuevos empleos en 8 municipios de dicho departamento.

AGEXPORT, a través de su División de Desarrollo, en los últimos 5 años ha ejecutado el Proyecto Cadenas de Valor Rurales (RVCP, por sus siglas en inglés) de USAID/AGEXPORT, el cual es parte de la iniciativa global “Feed the Future” de USAID, trabajó en el fortalecimiento de la actividad productiva en los cultivos de hortalizas (ejote francés, arveja de grano, arveja china, arveja dulce, papa, cebolla), cardamomo, café, frutales y las artesanías en el Altiplano Occidental de Guatemala, específicamente en Totonicapán, Quetzaltenango y Quiché.

Las 131 Mipymes rurales apoyadas a través del RVCP, en los municipios de Nebaj, Chajul, Cotzal, Uspantán, Cunén, Sacapulas, Zacualpa y Chichicastenango de Quiché, ahora cuentan con la implementación de buenas prácticas agrícolas, tecnologías de riego por goteo, almacenadoras de cebolla, secadoras de cardamomo y lavadoras de papa, entre otras, beneficiando a más de 12 mil productores de los cuales el 38% son mujeres.  Indicó el director de la División de Desarrollo Iván Buitrón.

La asistencia técnica brindada por el RVCP a estos productores ha permitido consolidar  los procesos productivos, y por lo tanto el comercio de sus productos en mercados nacionales e internacionales, aumentando en 25% los rendimientos por hectárea de hortalizas, incrementando sus ventas en un 30%, propiciando la generación de más de 2 millones de jornales, equivalentes a 8 mil 404 empleos directos permanentes durante el período de intervención del RVCP, que han permitido a las familias obtener ingresos para el mejoramiento de sus condiciones de vida.

En el área ixil, gracias a la asistencia técnica que nos dio el RVCP logramos formar la mesa del café ”Red de Organizaciones Productoras de Café del Ixil, que está conformada por 12 Mypimes, y por medio de la cual logramos la recuperación de la producción de más de 2 mil productores del área. Informó el representante de la Asociación Chajulense, Arcadio Galindo.

Además se han fortalecido las capacidades para el cuidado del medio ambiente y la adaptación al cambio climático, generando planes de mitigación para todas las Mipymes, permitiendo la implementación de parcelas de adaptación al cambio climático con  tecnologías como: mulch, reconversión de riego por aspersión a riego por goteo, implementación de un sistema integral de conservación de suelos, identificación de cultivos para diversificación, prácticas para mitigar efectos de cambio climático (heladas, granizadas y plagas), así como la implementación de  parcelas agroforestales para promover la producción agrícola diversificada y sostenible.

Especialmente en Quiché, el trabajo conjunto del RVCP con aliados estratégicos como Gobierno, sector privado, productores, cooperación y sociedad civil ha sido indispensable para fortalecer las capacidades de los productores y productoras rurales, consolidando cadenas como la de la cebolla y el cardamomo que forman parte importante de la economía de la región, logrando implementar, de forma sostenible, metodologías efectivas que facilitan los negocios y al mismo tiempo fortalecen las cadenas. Resaltó Iván Buitrón.

A través de la metodología de empoderamiento económico de la mujer que fue desarrollada en el marco del proyecto, se incrementó en un 38% la participación de las mujeres en puestos de liderazgo y actividades propias de las organizaciones y las comunidades, generando empoderamiento económico efectivo.  Por su parte, el RVCP ha apoyado a más de 10 mil  familias en temas de mejoramiento de su situación alimentaria y nutricional a través de la producción agrícola y pecuaria, uso de agua segura y mejoramiento de las prácticas de salud, higiene y nutrición.

El compromiso del pueblo de los Estados Unidos de América con las familias rurales de Guatemala, a través de USAID, durante el RVCP ha sido invaluable, ya que el fortalecimiento de las cadenas de valor ha permitido generar ingresos, empleos, promover la seguridad alimentaria y nutricional y crear condiciones de resiliencia al cambio climático que impactan en la reducción de la vulnerabilidad social, económica y ambiental de las comunidades en pobreza del país. Puntualizó Buitrón.

Así mismo, el trabajo en alianza con socios como Save the Children, Instituto de Nutrición Centroamérica y Panamá (INCAP), Vital Voices Guatemala, Asociación Sotzi´l y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)., ha permitido llegar a estos resultados.